Historias del CRE

El 28 de Junio de 2011 el entonces Cónsul General de Zúrich Don Eduardo Junco Bonet publicaba una nota en la web oficial del Consulado, donde expresaba su decepción por la baja participación en las elecciones al Consejo de Residentes Españoles (CRE) en Suiza.

El señor Cónsul tenía sus razones para la decepción. La participación en las últimas elecciones al CRE de Zúrich en 2011 había sido del 1.4 %. Es decir, de un total de 23966 españoles inscritos en la demarcación de Zúrich, votaron un total de 337 personas. Similar participación hubo en las otras dos demarcaciones de Suiza: Berna y Ginebra. Esta escasa participación se venía ya repitiendo desde que los CRE fueron regulados por primera vez en 1987.

La nota del Cónsul en 2011 hablaba de “abstención” y de “falta de interés”, pero ¿cómo puede uno abstenerse en unas elecciones cuya existencia desconoce?, pensé. Indignado, escribí un largo email al Cónsul expresándole mi sorpresa y enfado.

En Abril de 2011 me acababa de inscribir en el Consulado como residente en Suiza y durante este trámite no obtuve ningún tipo de información sobre la existencia de los CRE o sobre la inminente celebración de elecciones. Tampoco después y eso a pesar de que se me pidió mi email para comunicaciones importantes. Eso sí, obtuve un cuño en mi pasaporte y perdí automáticamente mi derecho a votar en las elecciones municipales.

Ésta pérdida del derecho a votar me alteró profundamente. ¿Cómo era posible que los mismos poderes públicos que tienen como mandato constitucional el facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política (art. 9.2 de la Constitución Española) hubiesen regulado precisamente en contra de esta participación?

Pronto me di cuenta de que no sólo había perdido el derecho al voto en mi ciudad, sino que en los sucesivo, para votar en las Elecciones Autonómicas y Generales, estaba obligado a “rogarlo”. Este procedimiento de rogar el voto, que se implantó en el 2011 mediante reforma de la Ley de Régimen Electoral, complicó de manera innecesaria el voto desde el extranjero y supuso un aumento automático y drástico de la abstención en las siguientes elecciones.

Algo cambió en mi forma de pensar en aquél momento. Los mismos partidos a los que había votado estaban dificultando mi participación en los procedimientos electorales. ¿Pero con qué intención? A partir de aquí empecé a buscar una repuesta. Mandé correos electrónicos a varios partidos políticos, incluso me acerqué a algunas sedes en Valencia con motivo de una visita, todo con escaso éxito. ¿Qué podía hacer? El presidente del Gobierno no me iba a recibir en audiencia, así que intenté concentrarme en lo que me quedaba más cerca.

En Zúrich intenté ponerme en contacto con el recién constituido CRE. Uno podría pensar que una institución recién elegida y que tiene como función representar a la comunidad española en Suiza tiene que ser por fuerza de fácil acceso. Pues no. Me costó bastante dar con ellos. Cuando al final lo conseguí, no sé quién estaba más sorprendido, si yo o ellos. Algo no estábamos haciendo bien. Los ciudadanos no parecían interesarse por esta institución y los que formaban parte de ella llevaban a cabo su función desmotivados quizá por la falta de interés que despertaba su trabajo en la comunidad de españoles.

Comencé a buscar gente que compartiese mi interés y quisiese o estuviese ya trabajando para aumentar la participación en las elecciones a los CRE. Al principio y como en el CRE constituido tenían presencia de manera no oficial los partidos políticos, pensé que lo mejor sería que un grupo de éste carácter se presentase a las elecciones. Pero entonces tuve la suerte de encontrarme con Ramón Carreira del Centro Gallego Sementeira de Basilea.

Había conocido a Ramón en una de los actos del centro. Me sorprendió gratamente en aquella ocasión lo bien organizados que estaban y el buen hacer de Ramón en su papel de moderador. Al terminar me acerqué y acordamos vernos en otro momento. Semanas más tarde me subía de nuevo al tren de camino a Basilea. Ramón me recibió en el bar del centro y hablamos durante casi dos horas. Me explicó el origen asociativo de los CRE, y de cómo, con su regulación, los partidos políticos terminaron copando sus puestos.

Fue una conversación interesantísima en la que me convencí definitivamente de que lo que le faltaba a la democracia en España era mayor participación ciudadana y menos interés partidista. ¿Qué hacer entonces con los CRE? Mientras todo esto ocurría habían pasado casi cuatro años y yo perdía la energía inicial e iba dejando el tema de lado. Hasta que un día recibí un email de un amigo, Daniel, informándome de un acto de Marea Granate Zúrich en el Ateneo Español de esta ciudad. Se presentaba un video sobre la inmigración y se recogían firmas para presentar una candidatura a las elecciones al CRE. Me fui ilusionado a dar mi firma de apoyo y me encontré allí con caras conocidas. María, Hugo y Miguel Ángel me animaron a incorporarme al proyecto.

El día 18 de Septiembre de 2016 se celebraron nuevas elecciones al CRE. Marea Granate consiguió 110 votos. La Asociación Popular Española 66. Con fecha 27 de Septiembre de 2016 quedó constituido el nuevo CRE de la demarcación Consular de Zürich. La alegría de haber conseguido los apoyos necesarios para constituir el CRE y seguir adelante tratando de darle un nuevo impulso se mezclaban con la tristeza de una escasísima participación.
 
Nuestro mayor reto empieza ahora: Conseguir escuchar la voz de la comunidad española en Suiza, que no para de crecer y que sigue creyendo en poder desempeñar un papel importante en la regeneración y mejora de la democracia en España, dentro y fuera de sus fronteras.

El CRE es un órgano formado por siete personas elegidas entre y por españoles con residencia permanente en el extranjero. El CRE se constituye dependiendo del número de inscritos que tenga cada consulado. Suiza, por ejemplo, tiene tres CRE: en Zúrich, en Berna y en Ginebra. Su función es consultiva y sus miembros no están remunerados. El CRE está regulado actualmente en el Real Decreto 1960/2009, de 18 de diciembre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s